Joyería vs Bisutería

Joyería y bisutería.
Entre las principales diferencias que existen entre la joyería y la bisutería encontramos las siguientes: – Para la confección de una joya se utilizan metales nobles, como el oro, el platino (éste hoy en día muy en desuso) o la plata en muchos casos con acabados en baños de rodio; mientras que la bisutería se realiza con metales no preciosos como el acero, latón o los conocidos también de “baja fusión” como el zamac y peltre entre otros. De igual forma para confeccionar joyas se utilizan piedras preciosas y para la bisutería se utilizan piedras de imitación de poco valor. – La joyería ofrece por lo general piezas exclusivas, es decir, el diseño de una joya será único en esa joya (pues la originalidad, singularidad, exclusividad de un diseño de joya son factores que atribuyen a la pieza un mayor valor, y no solo económico, también artístico). Por su parte, las piezas que pueden considerarse como bisutería se producen en masa, por lo tanto, puedes encontrarlas en diversos mercados al mismo tiempo. – La joyas tienen un periodo mayor de vida, son por tanto más costosas, pues los propios materiales que se emplean en su confección posibilitan eso. Los adornos de bisutería tienen un periodo de vida limitado, pues tienden a ennegrecer con rapidez y en muchos pueden producir alergias o irritaciones en la piel. – Las joyas tienen denominación de origen, la bisutería no. Es decir, las joyas de plata y de oro vienen grabadas con la ley, que no es más que la pureza del metal, cosa que no sucede con la bisutería, ya que al no ser de metales nobles como estos, no pueden estar grabados.